12ª Clase NTAE

Con esta última clase de Nuevas Tecnologías damos por finalizada la asignatura y lo hacemos viendo los temas 10 y 11 que llevan por título “El papel del profesor y el alumno en los nuevos entornos tecnológicos de formación. E-learling” y “La organización de los medios en los centros”, respectivamente.

En primer lugar y, llegados a este punto, es imprescindible recordar las características de los nuevos entornos formativos que se muestran en el siguiente esquema:

Es indudable: la aplicación de las TIC provocará que los contextos formativos del futuro serán muy diferentes a los que encontramos en la realidad donde gracias a las TIC se crearán nuevos espacios para el conocimiento, se cambiaran los roles del profesor y de los alumnos logrando de esta manera una mayor interacción y dinamismo. El aprendizaje tenderá también a ser más colaborativo y elaborado. En este sentido, el profesorado pasará a tener una serie de nuevos roles en estos escenarios educativos, como son los siguientes (Gisbert, 2002):

  • Consultores de información. Son los que buscan y seleccionan los materiales y recursos a la hora de proporcionar la información a los alumnos.
  • Colaboradores en grupo. Será necesario asumir nuevas formas de colaboración no presencial, marcada por las distancias y por los espacios virtuales.
  • Trabajadores solitarios. La tecnología tiene más implicaciones individuales que grupales, ya que proporciona la posibilidad de trabajar desde el propio hogar, lo que puede implicar a procesos de soledad y de aislamiento si no se es capaz de aprovechar los espacios virtuales de comunicación y las distintas herramientas de comunicación tanto síncronas como asíncronas.
  • Facilitadores de aprendizaje. Se presenta al profesor como un facilitador en el proceso de enseñanza-aprendizaje y como un proveedor de recursos y un buscador de información.
  • Desarrolladores de cursos y materiales. Desde una visión constructivista del desarrollo curricular, los profesores deberán diseñar y desarrollar materiales dentro del marco curricular pero en entornos tecnológicos, planificando actividades y entornos virtuales de formación.
  • Supervisores académicos. Son los encargados de diagnosticar las necesidades académicas de los alumnos, tanto para su formación como para la superación de los diferentes niveles educativos. Han de ayudar al alumnado a seleccionar sus programas de formación en función de sus necesidades personales, académicas y profesionales y, en definitiva, “dirigir” la vida académica de sus alumnos.

En esta misma línea, Goodyear y otros (2001) han realizado una síntesis de los principales roles que los profesores desempeñan en una enseñanza en línea, siendo para ellos los siguientes: facilitador del proceso de enseñanza, consejero u orientador, diseñador, asesor, investigador, facilitador de contenidos, tecnológico y organizador y administrador.

Cabe decir que a todos estos roles se le podrían añadir otros como la de dinamizador o supervisor del proceso de enseñanza-aprendizaje. Por todo ello, el profesor se convertirá en un facilitador del aprendizaje desde la perspectiva de que, lo importante no será el entorno que se produzca, sino que él mismo se encuentre a disposición del estudiante para que éste llegue a aprender conocimientos y adquirir competencias y habilidades. Además, el profesor deberá realizar cuestiones como: diseñar experiencias de aprendizaje para los estudiantes, ofrecer una estructura inicial para que los alumnos comiencen a interaccionar, animar a los estudiantes hacia el auto estudio, o diseñar diferentes perspectivas sobre un mismo tópico.

Por otro lado, hemos de tener presente que los alumnos, para desenvolverse en la sociedad del futuro, deberán poseer nuevas capacidades, como las siguientes: la adaptabilidad a un ambiente que se modifica rápidamente; saber trabajar en equipo; aplicar propuestas creativas y originales para resolver problemas; capacidad para aprender, desaprender y reaprender; saber tomar decisiones y ser independiente; aplicar las técnicas del pensamiento abstracto; y saber identificar problemas y desarrollar soluciones. En pocas palabras, el alumnado deberá adquier nuevas competencias y capacidades, destinadas no sólo al dominio cognitivo, sino también a sus capacidades para aprender y adaptarse a las nuevas exigencias de la sociedad. Por esto, Bartolomé y Grané (2004, 11), nos señalan algunos de los llamados “nuevos roles del estudiante”:

-Desarrollar el sentido crítico, la búsqueda responsable y fundamentada de cada información.

– Desarrollar habilidades para el autoaprendizaje

– Tener dominio de lectura y la comprensión lectora textual, audiovisual y multimedia.

– Ser capaces de expresarse, comunicarse y crear.

– Trabajar en grupo y saber trabajar en red.

– Aprender a dialogar y ser flexibles.

– Desarrollar las competencias básicas para seguir aprendiendo toda la vida.

En síntesis, los alumnos en estos nuevos entornos educativos de los que hablábamos al principio deberán poseer, entre otras, las siguientes características: capacidad de análisis y síntesis, capacidad de aplicar los conocimientos, resolución de problemas y conflictos, capacidad de aprender, trabajo en equipo, habilidades interpersonales y creatividad.

A continuación mostraré un video que vimos en clase y que, seguramente, hizo reflexionar a más e uno. En él vemos las opiniones de los estudiantes sobre la incorporación de la tecnología al sistema educativo y sobre la sociedad en general. No tiene desperdicio.

Otro vídeo interesante que vimos en clase es este que nos presenta un colegio de Teruel en el cual los método de aprendizaje tradicionales tales como la pizarra o las libretas han sido sustituidos por herramientas digitales (tablas de PC con conexión a Internet…)

Como vemos en el vídeo y, como podemos imaginar, son muchas las ventajas de aplicar las TIC en el aula. Ventajas como un mayor acceso a la información que facilita el profesor, una mayor efectividad en la comunicación entre alumnos-profesor y entre alumno-alumno, etc. Pero el peligro está en cuando los métodos didácticos se basan exclusivamente en las aplicaciones tecnológicas. Esta forma de trabajar seria empobrecedora y perjudicial para el alumno ya que le estamos privando de experiencias necesarias como el trabajo manual que ayuda al niño a desarrollar su motricidad final (no es lo mismo escribir en una pantalla que en un papel), la manipulación directa con objetos físicos y vivos (el tacto directo de plantas, arena, animales..) o dibujar en una pizarra por ejemplo. Además, como ya hemos comentado anteriormente, este tipo de aplicaciones pedagógicas tienden a fomentar la individualidad y el aislamiento, algo nada recomendable en nuestras aulas ya que los niños de estas edades todavía estan desarrollando y completando sus capacidades de comunicación, así como su autoconcepto.

De esta manera diremos que lo mejor es combinar los métodos tradicionales y los que nos proporcionan las nuevas tecnologías, sin forzar esta integración y siempre teniendo en cuenta que lo importante es el aprendizaje de los niños. El profesor debe tantear las formas de enseñar y decidirse por aquella que satisfaga las necesidades de su grupo-clase.

En los últimos momentos de la clase, Aurora quiso despedirse la asignatura con una cita de un libro que trajo. Esta cita hablaba de la necesidad de tener voluntad para cambiar las cosas y de que cómo a veces el camino hacia el cambio no era fácil. En el campo de la integración de las TIC en el aula, lo vemos con claridad. Son muchos los docentes que están muy concienciados con la necesidad de incluir las TIC en las aulas pero, cuando llegan a los centros el sistema (tanto físico y monetario como personal) pone muchas pegas y lo hace todo más difícil. Por eso, tenemos que ser conscientes de que las cosas no son fáciles y no se consiguen de un día para otro pero, sin embargo lo que no podemos ser es conformistas con lo que hay. Si lo que hay no nos gusta o sabemos que no es lo mejor.

Os dejo esta frase, para que reflexionéis conmigo sobre ese error cometemos a menudo: el error del conformismo. “Cuando un hombre es derrotado por el enemigo, podrá levantarse en un cierto periodo, pero cuando un hombre es derrotado por el conformismo jamás volverá a levantar la cabeza”.

Y con esta frase y este mensaje energético y alentador se despide Aurora y me despido yo. Hasta aquí las clases teóricas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: